lunes, 4 de julio de 2011

Tratando con quienes son más debiles

Vamos a examinar algunas de las pautas que Pablo da en Romanos 14 para hacer frente a los más débiles en la fe.

La primera regla del amor cristiano es que recibimos a otros que son más débiles en la fe, como hermanos y hermanas. Cada cristiano es un siervo de Cristo. Cristo es su maestro y juez. No estoy para juzgar a aquellos que son de Cristo.

Un segundo principio de la libertad cristiana es que una persona no debe ser forzada a actuar de acuerdo a la conciencia de otra persona con respecto a "cuestiones  indiferentes." Esta regla presupone que los cristianos están en los distintos niveles de crecimiento personal.

Un tercer principio que se establece en Romanos 14 es que el hermano mayor no debería provocar a  su hermano menor a tropezar, sino que debe ser considerado. Él no alardea de su libertad frente a un hermano más débil. Él no convence a su hermano de permitirse alguna cosa.  Una pauta se establece en el versículo 22: "¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios "( RV ).

Pablo declara que el reino de Dios no consiste en comida o bebida.  No es una cuestión de apariencias indiferentes. En estas cosas estamos para amar a todos los otros, considerando  los escrúpulos de los individuos, así como sus libertades. La paciencia y la tolerancia se requieren.  En cuestión de apariencia, el fruto interno del Espíritu Santo debe ser manifestado.

Coram Deo
¿Cómo es tu reacción para con los hermanos y hermanas más débiles,  en línea con las tres pautas que figuran en esta lectura?

Pasajes de estudio adicional
Romanos 14:1
Romanos 14:21-22
Romanos 14:13

No hay comentarios:

Publicar un comentario